3 tipos de suegra
Publicado el 19/4/2017
 

Se han puesto a pensar que ustedes (y yo también) seremos suegras en algún minuto de la vida.

Creo que las confesiones más Darks del confesionario tienen relación a la pareja y las suegras. Las publicaciones más compartidas y todo el material que ustedes, las lectoras nos proporcionan a quienes escribimos y terapeamos va en directa relación con las suegras. Curiosamente siempre es contra LA suegra y pocas veces EL suegro (probablemente porque ellos no hacen nada, con suerte hablan, y eso pareciera ser más admitido que la invasión de ellas).

Es que  ¿qué onda las suegras? Yo no sé si se pondrán de acuerdo para ser insoportables o es que todas las mamás de hijos hombres seremos (eventualmente) odiadas por nuestras futuras nueras. Se han puesto a pensar que ustedes (y yo también) seremos suegras en algún minuto de la vida.

Voy a hacer un paréntesis para que después no se llene de comentarios de nueras amando a sus suegras.

Tengo clarísimo que en toda regla existe la excepción, y si ustedes son una de ellas, las felicito, agradézcanle a todos los santos, se han ganado la lotería. Aprovechen a sus suegra y agradézcanle al universo que se las hayan puesto al frente porque seguramente su pareja también es un rock star como amante y como padre.

Pero siguiendo con el 99% de los casos, quisiera hacer un desahogo universal y espero que quienes lean puedan agregar su dosis de desahogo, así todas nos sentimos contenidas en el ítem SUEGRAS.
¿Realmente creen que sus hijos son los únicos que están cansados y que nosotras básicamente estamos todo el día viendo novelas y pintándonos las uñas?

Es que cuando los fines de semana en los almuerzos familiares escucho el comentario de la boca de mi suegra que dice “Traiga a los niños al living para que Juanito pueda descansar”, lo primero que pienso es “¿Dónde hay una pistola?”
Pero gracias a un gran filtro que tengo, no sé de dónde, respiro profundamente 3 veces y me quedo callada.

Ya que sé que es causa perdida. Decirle a una madre que su hijo no es el único cansado y que yo NO vine en calidad de babysitter, es energía malgastada.
Otra cosa típica de las suegras es hacer lo que hace 5 minutos le dijiste que no hiciera. Tipo meterlo al mar cuando llevas más 15 minutos contándole que tu hijo viene saliendo de una amigdalitis, o darle comida que tu no sueles darle, o abrigarlo cuando tú ya le dijiste que no tiene frío (la niña está traspirando). De verdad que entiendo que todo lo hagan desde el amor de abuela y bla bla, -quiero pensar que no lo hacen pensando ‘Me voy a joder a esta mujer que no atiende a mi hijo como corresponde’- jajajaja pero ¿en qué minuto de la vida se les ocurre tanta estupidez junta? Es que a veces siento que llegaron tarde a la repartición de neuronas.
Tengo tantos ejemplos que escucho de amigas y leo en el confesionario y en los millones de comentarios que tiene el post de las SUEGRAS DEL TERROR que leyéndolos todos hice una clasificación en tres categorías de suegras. Aquí van:

 

LA QUE TODAS QUISIÉRAMOS TENER

Esa suegra que probablemente viene de una familia numerosa, mínimamente machista y donde todos ayudan en alguna labor. Como resultado de este maravilloso existe un matrimonio donde el hombre coopera (jamás igual que ella, pero al menos el tipo mueve la raja) y nacen sus maravillosos hijos que al imitar el patrón relacional nos encontramos con un macho que básicamente puede ir al supermercado (sabemos que no es su mejor panorama pero lo hace y con buena disposición), puede arreglar cosas en la casa, bañar a los niños, darles de comer, sacarlos a pasear, quedarse una noche con ellos para que ella salga. Si les falta ropa es capaz de ir a una tienda y comprarles etc, etc, etc.

En el fondo, no estoy describiendo al hombre ideal pero es lo más cercano que puede existir a perfección. Y todo eso se lo debemos a nuestra querida suegra que crío a este ser humano empático y colaborador. Esta suegra es tan agradable que no la vez muy seguido porque ella tiene más panoramas que ir a tu casa a hincharte las pelotas. Sale con sus amigas, planifica viajes (probablemente está soltera o separada porque no hay hombre que aguante una mujer así, Dios Mío y Virgen mía que espanto de mujer).
Ahora, no se entusiasmen mucho porque el porcentaje de estos casos es alrededor del 5%. Si te tocó ¡Qué suerte la tuya!

 

LA FIFTY FIFTY

El segundo modelo de suegra es una mezcla entre 1 y 3. A veces se pone muy 1 y la amamos pero de vez en cuando se pone la súper capa y espera que tú lo hagas también. Pero en este caso ella quiere que tú te la pongas en cosas que van relacionadas con su hijo, tu pareja. En el caso de la número 3, la supercopa tú no te la puedes sacar ni para ducharte. Siempre debes hacerlo todo y con una sonrisa en la cara. Pero volviendo a este modelo de suegra, lo que hay que tener claro es que en lo que se refiere a tus hijos ella no se mete mucho, quizás hace un par de comentarios pero nada muy molesto, le lleva regalitos a los nietos, de vez en cuando los lleva a la plaza para que su hijo tenga tiempo a solas con su mujer, se ofrece para ir a buscarlos al colegio 2 veces al mes, básicamente es una buena abuela. Pero cuando se trata de su hijo aparecen las garras...

...y enseguida comienzan las miradas de “¿no le va a servir nada al hombre?”, “¡mijita atienda a su marido!”, “le podrías cocinar un pancito que le encantan”, “a Juanito le hace falta un poquito de ropa, para que cuando ande en el mall le compre alguito”, etc, etc, etc (llueven las ideas que he escuchado pero me encantaría leerlas a ustedes en los comentarios). La medicina para esta situación es amarla lo que más puedas cuando está en formato abuela, pedirle sin piedad favores para que tu descanses y ella disfrute a sus nietos y cuando huelas que se está poniendo en modo suegra del terror, tu rápidamente te pones unos tapones en los oídos y sigues tu vida feliz de la vida. De vez en cuando la miras, le sonríes y sigues haciendo lo que estabas haciendo. Ella eventualmente se va a levantar a atender a su hijo (ya que como tú no has leído sus miradas o respondido a sus comentarios) y todos serán felices.

 

LA QUE HACE TODO Y MÁS POR SUS HIJOS

El tercero abarca un 80% de la población suegrial (nuevo término inventado por mi). Es el tipo de mujeres que hace TODO y más por sus hijos. Si es que les falta poco para limpiarles el trasero cada vez que van al baño (estoy segura que si pudieran, lo harían). Ese tipo de mamás que no deja espacio para que el hijo intente levantarse para comer algo, esta mamá pareciera tener un súper poderes de lectura de pensamiento entonces antes de que su hijo diga que tiene hambre, ella ya le sirvió.

Antes de que tenga frío, ella ya fue al bosque, cortó el árbol, partió la leña, prendió la chimenea y tiene un sillón junto a ella para que el “rey” se siente. Esta mujer SIEMPRE va a estar casada, porque no hay hombre que le acomode más que una súperwoman a su lado. Ella trabaja 24/7, no descansa y espera que TÚ hagas lo mismo. Si te sientes identificada, te recomiendo dos cosas: arrancar o simplemente hazte la muerta cada vez que tengas que verla.

Como sabemos que no las vamos a cambiar, les recomiendo que aprendan nuevas tácticas para poder mantenerla a raya. Y si tienen que decirles algo, díganselo con amor y de la mejor forma posible porque finalmente es la abuela de tus hijos y la tendrás que ver por el resto de tu vida, estén o no junto al padre de tus hijos.

Y si hay algo que aprender queridas mías es a criar (sobre todo a quienes les tocó un hombre de hijo) buenos futuros esposos. Hombres comprometidos con la crianza de los hijos, amantes de sus mujeres, gozadores de la vida, pero por sobre todo ¡¡HOMBRES ÚTILES!!

 

Fuente: http://maternidarks.com/

 
 
 
 
 



Dejanos tu comentario

* Campos Requeridos

Cerrar

¡Queremos ayudarte a solucionar tu día!

Ante cualquier consulta, no dudes en comunicarte con nosotros haciendo CLICK AQUÍ
Nuestro horario de atención es de Lunes a Viernes de 09:00 a 18:00.

Back to Top

  Cargando...