El juego y sus beneficios en el desarrollo de los niños
Publicado el 7/8/2019
 

Jugar es una actividad importantísima en el desarrollo de niños y niñas. Además de ser entretenido y placentero, es una actividad sumamente necesaria para el desarrollo cognitivo y emocional. El juego favorece la creatividad de los niños y fomenta su maduración. Por medio del juego, los niños empiezan a comprender cómo funcionan las cosas, lo que puede o no hacerse con ellas, descubren que existen reglas de causalidad, de probabilidad y de conducta que deben aceptarse si quieren que los demás jueguen con ellos.

Existen diferentes tipos de juegos, los cuales van adquiriendo mayor importancia en cada etapa del crecimiento y desarrollo de los niños. Éstos son: 

El juego funcional o de ejercicio 

Los juegos de ejercicio, propios del estadio sensorial-motor, y por tanto de los primeros años de vida, son aquellos que consisten en repetir una y otra vez una misma acción por el puro placer de obtener un resultado inmediato. 

Esas acciones se pueden realizar tanto con objetos como sin ellos. Como por ejemplo: 

  1. Arrastrarse, caminar, gatear, balancearse, etc. Son acciones que se consideran juegos de ejercicio con el propio cuerpo, donde se domina el espacio gracias a los movimientos.
  2. Morder, chupar, lanzar, golpear, agitar. Son acciones que se consideran juego de ejercicio con objetos, donde se manipula y se exploran sensorialmente las cualidades de los objetos.
  3. Sonreír, tocar, esconderse, son acciones que se consideran juegos de ejercicio con personas, donde se favorece la interacción social. 

Los juguetes ideales en esta etapa son aquellos de estimulación, como por ejemplo: 

-   Cubos apilables

-   Pelotas de plástico

-   Sonajeros o muñecos con diferentes texturas 

-   Juguetes de encastre de baja complejidad

El juego simbólico 

El juego simbólico, propio del estadio pre-operacional, por tanto, entre los 2 y los 6/7 años, es aquel que consiste en simular situaciones, objetos y personajes que no están presentes en el momento del juego.

Algunos de los beneficios que aporta al desarrollo de los niños son: 

⁃        Comprender y asimilar el entorno que nos rodea.

⁃        Aprender y aplicar conocimientos sobre los roles establecidos en la sociedad.

⁃        Desarrollar el lenguaje, ya que los niños verbalizan continuamente mientras juegan, estando solos o acompañados.

⁃        Favorece la imaginación y la creatividad. 

Los juguetes ideales en esta etapa son aquellos que simulan situaciones de la vida cotidiana, como por ejemplo: 

-   Disfraces 

-   Pizarras y elementos escolares

-   Herramientas 

-   Cocinitas o juguetes que recrean actividades de la vida

El juego de reglas 

Habitualmente creemos que solo existen reglas en los juegos colectivos, como es el caso de los deportes o los juegos de mesa. Sin embarco, la regla está presente en el juego de los niños desde mucho antes. Por ello, el uso de las reglas aparece antes de que el niño llegue al período de las operaciones concretas, a partir de los 6 o 7 años.

A partir del uso de esas primeras reglas decididas y utilizadas por los jugadores en el juego simbólico, los niños pueden empezar a realizar otros juegos reglados, con la participación o no de los adultos. En estos juegos de reglas, los jugadores saben antes de iniciar el juego lo que cada uno tiene que hacer. 

Los juguetes ideales en esta etapa son los juegos de mesa o juegos de roles. 

El juego de construcción 

El juego de construcción aparece alrededor del primer año y se realiza simultáneamente a los demás tipos de juegos. Va evolucionando a lo largo de los años, a veces estando al servicio del juego predominante en cada etapa. 

Beneficios de este tipo de juego:

⁃        Potencia la creatividad.

⁃        Facilita el juego compartido.

⁃        Estimula el desarrollo de la coordinación.

⁃        Aumenta el control corporal durante las acciones.

⁃        Mejora la motricidad fina: agarrar, levantar, manipular, presionar con cuidado.

⁃        Aumenta la capacidad de atención y concentración.

⁃        Estimula la memoria visual.

⁃        Facilita la comprensión y el razonamiento espacial.

⁃        Promueve el desarrollo de capacidades de análisis y síntesis. 

Los juguetes ideales en esta etapa son aquellos que estimulan las habilidades cognitivas y sociales, como por ejemplo: 

-   Juguetes para compartir

-   Juegos de mesa

-   Legos

Fuentes:

bbmundo.com

mheducation.es