9 consejos para papás primerizos
Publicado el 1/7/2019
 

#1 Informate, sin obsesiones 

Intentá informarte todo lo que puedas, sin obsesionarte. Existen millones de libros, consejos para padres primerizos, clases prenatales… No caigas en la trampa de la sobreinformación. 

#2 Compartí tus dudas con profesionales 

Los pediatras son los que mejor pueden aconsejarte y están acostumbrados a tratar y dar consejos a padres primerizos. 

#3 Organizá tu tiempo 

Las primeras semanas de vida te quedarás encandilado mirando a tu bebé y sobre todo, tendrás que aprender en poco tiempo nuevas tareas. La clave es organizarse bien y actuar por prioridades, aunque al principio te parezca imposible. 

#4 Pensá bien los gastos 

La alegría de un bebé en casa conlleva comprar muchas cosas, algunas realmente útiles y necesarias, pero otras, no tanto. Intentá hacer una lista de lo que es imprescindible para tu bebé. Lo que no lo sea, puede esperar. 

#5 Organizá las visitas 

Todo el mundo querrá conocer a tu bebé, saber a quién se parece, visitarlo, en definitiva, disfrutar de su llegada al mundo. Sin embargo, las visitas pueden alterar el orden de tu día a día. ¿Cómo evitar estas alteraciones? Coordinando y visitando ustedes, los papis, a familiares y amigos. 

#6 Alimentación 

“¿Cada cuánto comen? ¿Es normal que duerma ahora y se salteen una comida?” Los padres primerizos suelen tener muchas dudas sobre la hora de la comida. Tené en cuenta que el estómago de tu bebé es muy pequeño aún por lo que no lo fuerces a comer si ves que no quiere. Si se sacia, dejará de comer, y si vuelve a tener hambre, llorará y “te avisará”. La regurgitación es común en muchos bebés. No te asustes. 

#7 Limpieza 

Lavarse las manos la mayor cantidad de veces posible es esencial, ya que el sistema inmune de tu bebé debe fortalecerse poco a poco. Todos los que estén alrededor del pequeño deben tener este cuidado también. 

#8 Nunca le des la espalda 

Estás pendiente de un montón de cosas: el pañal, el body, el babero… Antes de cambiarle de pañal, de ropa o de un baño, dedicá tiempo a colocar todo lo que vayas a necesitar para no tener que ir a buscar nada y perder a tu bebé de vista. 

#9 Manitos y pies fríos 

Es normal. Los bebés suelen tener las manos y los pies más fríos que el resto del cuerpo. No te asustes, simplemente abrigá estas partes del cuerpo un poquito más. Eso sí, cuidado con vestirlo en exceso.