4 consejos para cuidarnos del sol en primavera
Publicado el 26/10/2021
 

Cuidá tu piel y la de los más pequeños

En primavera los rayos de sol ya son lo suficientemente intensos como para producir daños en la piel, además luego de los meses de invierno, nuestra piel se encuentra más débil, ya que carece de melanina en su organismo.

La melanina es un pigmento natural de la piel que se produce cuando tomamos sol, y si bien nos ayuda a broncearnos, también actúa como filtro, protegiéndonos de los rayos solares. Luego de los meses de invierno, la melanina en nuestro organismo es muy poca, por lo que nuestra piel necesita aún más protección.

Para proteger tu piel correctamente, te recomendamos que apliques un protector solar siempre que decidas hacer alguna actividad al aire libre, ya sea ejercicio, algún paseo, trabajar en el jardín o cualquier actividad que implique estar afuera.

Recordá que luego de los meses de invierno, nuestra piel carece de melanina, por lo que el factor de protección debe ser el más alto.

Para los más pequeños aplicá un factor 50 o más, dependiendo de la piel de tu niño. Recordá que los bebés tienen la piel más sensible de todos. Elegí el que resulte más práctico para vos y tus pequeños, y llevalo siempre en tu bolso o el bolso de tus hijos.

En cuanto al factor solar para vos, va a depender un poco de tu tipo de piel, pero siempre deberá ser superior a 30 al menos durante los primeros soles.

Sombreros y lentes de sol

Además de usar protector solar al salir de casa, es muy importante cuidar la cabeza del sol con un sombrero o gorro. No olvides llevar un gorro o capelina para los más chiquitos, ya que son los que tienen la cabecita más delicada y tienden a insolarse con más facilidad.

Los lentes de sol suelen ser nuestros aliados durante todo el año, pero al llegar los soles primaverales se convierten en una pieza indispensable, tanto para los grandes como para los más chicos. Para ellos podrás encontrar muchos modelos, tamaños y colores que se adecuen a su edad ¡e incluso a sus gustos! Para que cumplan su función es importante que cuenten con un buen filtro solar que hará que bloqueen los rayos UVA y UVB.

Nuestro pelo también 

Nuestro cabello también sufre al estar expuesto a los rayos solares. Para protegerlo es importante que tengas en tu casa una Crema de tratamiento que lo mantenga nutrido luego de estar expuesto al calor del día.

Nuestro pelo al igual que nuestra piel necesita de estar hidratado, y aún más cuando pasamos tiempo al sol.

Hidratación y dieta

Para enfrentar el cambio de estación y estar preparados para los nuevos días de sol y calor, es importante preparar nuestro cuerpo. Para ello las dietas antioxidantes son las más recomendadas, ya que mejoran las defensas y evitarán que los radicales libres (sustancias tóxicas) dañen las células. El tomate, la frutilla, la uva, el kiwi y las legumbres son excelentes antioxidantes.

No olvides hidratarte constantemente. Todo nuestro cuerpo necesitará más hidratación a medida que los días se tornan más calurosos y pasamos más tiempo fuera de casa.

Teniendo en cuenta estos sencillos consejos vas a poder recibir los primeros soles primaverales y prepararte para un hermoso verano sin ningún tipo de problemas. Recordá siempre cuidar tu piel y la de los más chiquitos de la familia, así como mantenerse hidratados y resguardados de las horas pico de sol. 

Fuentes:

https://www.pharma20.es/consejos-y-videoconsejos/belleza-y-cuidado-corporal/crema-solar-primavera

https://www.onmeda.es/piel_sana/consejos_para_protegerse_del_sol.html

https://www.eluniverso.com/vida-estilo/2015/12/30/nota/5320873/5-consejos-clave-cuidarse-sol-altas-temperaturas